Cuando el Pueblo pide Aclamar

L1030281_W

“En 1977, con un diagnóstico cuya exactitud nos resulta hoy evidente, Guy Debord constataba la transformación a escala planetaria de la política y de la economía capitalista en una `inmensa acumulación de espectáculos ´ en los que la mercancía y el capital mismo asumen la forma mediática de la imagen. Si comparamos los análisis de Debord con la tesis de Schmitt sobre la opinión pública como forma moderna de la aclamación, el problema de la actual dominación espectacular de los medios de comunicación sobre todos los aspectos de la vida social se nos presenta bajo una nueva luz. Lo que está en cuestión es nada menos que que una nueva e inaudita concentración, multiplicación y diseminación de la función de la gloria como centro del sistema político. Aquello que en otro tiempo quedaba confinado a las esferas de la liturgia y del ceremonial se concentra en los medios de comunicación y, al mismo tiempo, a través de ellos, se difunde y se introduce en todos los momentos y en todos los medios, tanto públicos como privados, de la sociedad. (Así), el Estado holístico fundamentado sobre la presencia inmediata del pueblo aclamador y el Estado neutralizado disuelto en las formas comunicaciones sin sujeto son cosas opuestas sólo en apariencia. No son sino dos caras del mismo dispositivo glorioso bajo sus dos formas: la gloria inmediata y subjetiva del pueblo aclamador y la gloria mediática y objetiva de la comunicación social”

 

texto: Georges Didi-Huberman.2009. Supervivencia de las Luciérnagas. Abada. 2012. p.77

foto: Jano Lozano_2015_Martín Alexandre y Teresa Margolles_el pueblo reunido

Procrastinar

Se pregunta Rosa Olivares ¿Qué nos ha pasado? sobre la ilusión y la pasión perdidas en las artes visuales y alude al cansancio y a la repetición como posibles causas de la apatía actual del medio que achaca especialmente a “los que llevamos muchos años en esto”, dejando al margen a los jóvenes y recien llegados. También alude a la crísis como posible causa del agotamiento de fuerzas y fórmulas.

Desde aquí creemos que es un viejo vicio del medio que ahora, con la edad, se manifiesta más claramente: Lo importante siempre lo hemos supeditado a lo urgente. Si, la indolencia y la pereza forman parte del ADN de este medio, pero es la procrastinación lo que mejor define nuestra situación y nuestra manera de enfrentarnos a ella.

La crísis It`s just money! como decía John Tuld y además se repite constantemente:

1.637
1.797
1.819
1.837
1.857
1.884
1.901
1.907
1.929
1.937
1.974
1.987
1.992
1.997
2.000
2.008

Pero nuestro hábito de dejar para más adelante cada una de las cuestiones que debemos abordar forma parte de un modo de entender nuestra relación con el entorno que no se da en otros medios. Es el momento de coger el todo por los cuernos -como cualquier otro momento hasta ahora lo ha sido- y asegurarnos de trabajar para generar las estructuras que permitan fijar un tejido definido para el medio. Desde una ley de mecenazgo seria, un estatuto del artista en vigor, unas relaciones fiscales y con la seguridad socieal acorde a las necesidades intrínsecas del medio (sabemos que hay quien cree que debemos regirnos por las mismas reglas que el resto de trabajadores pero creemos que la función hace al organo y no al revés, así que si un sector determinado tiene un sistema de funcionamiento diferente habrá que buscar las medidas para que, dentro del marco general, puedan integrarse estas especificidades, como se hace con agricultores, pescadores y otros trabajadores. 500.000 empleos y el 3,5% del PIB son un buen argumento) y un marco de relaciones, entre unos y otros, normalizado. En definitiva, unas reglas de juego estables y acorde a los tiempos que nos permita crecer y multiplicarnos por nuestros propios medios.

El otro dia se reunian los actores con todos los partidos que se presentan a las próximas elecciones, la mesa sectorial de las artes visuales ha hecho lo propio, los espacios independientes han creado una plataforma para unificar criterios y establecer una mesa de trabajo con la Comunidad de Madrid y con el Ayuntamiendo de Madrid y han puesto en marcha unas herrmientas online para que estos puedan plantear sus necesidades de cara este encuentro y pedir la creación un Fondo para artes visuales con entidad jurídica propia para canalizar las aportaciones de estas instituciones hacia la sociedad civil en general y este medio en particular.

Así que habrá que ser proactivos y propositivos y dejar la procrastinación como patrimonio de la depresión.

21 de novienbre

El dia después, todo sigue igual.

tomb

Si el cuento más corto de la historia aseguraba que al despertar el dragón seguía ahí, perece que nos hemos empeñado en escribir uno de los cuentos más largos de la historia con el mismo contenido.

Si, el dragón sigue ahí. De hecho, esta historia escribe uno de sus primeros capítulos precisamente con un avión conocido paradógicamente como Dragon Rapide, el de Havilland DH.89 con el que se trasladó el general Franco el dia del alzamiento contra el gobierno de la República y los españoles que la habían apoyado.

dragon-ecaay

En aquella ocasión fue el banquero Juan March quien sufragó los gastos de la operación y todavia hoy estamos devolviendo los intereses a la banca, aunque ese es otro cuento que ya contaremos otro dia.

dragon-rapide-llegada-ceuta

Si el dragón sigue ahi no es porque Franco haya resucitado a lomos de su flamante de Havilland, sino porque parece que no dejamos de repetir esquemas y no acabamos de salir del hoyo en el que estamos metidos.

Parece evidente que la irrupción de nuevas formaciones políticas surgidas después del 15M han cambiado la forma de comunicarse los partidos tradiconales con los ciudadanos; y no sólo las formas, tambien buena parte de los contenidos: la agenda social se ha instalado en el vocabulario de todos los partidos, como un mantra que les permitirá mantener sus viajas politicas y sus viejos electores.

Pero no hay más que ver las continuas contradicciones en las que se han instalado para reconocer que debajo de la piel del lobo, sólo hay otro lobo.

Franco-piel